«Los políticos se olvidan de que somos sus empleadores en cuanto pisan moqueta»

Un paseo en el Seiscientos de Autoentrevistas en julio es un desafío difícil de igualar. Menos mal que es para aprender con Marta Flich sobre política y economía, dos temas que le interesan por su formación e inquietudes a una mujer con una gran sonrisa y ganas de hacer cosas. Por eso no dudó en subirse a pasar calor al clásico de Trip Troop del programa, aunque con las ventanillas bajadas no fue para tanto. En peores plazas hemos ‘toreao’.

La presentadora de Todo es mentira (con Risto Mejide) y, entre otros, videobloguera de Huffpost, acaba de publicar Necroeconomía. Se trata de un manual para entender esta disciplina desde la perversidad que nos han querido inocular muchos de los vendemotos que ostentan el poder de toda clase y condición (político, bancario…). Además, hay mucha corrupción pendiente de limpieza para que podamos recuperar el Estado del Bienestar tan necesario en un país que presume desde la Transición de ser demócrata e igualitario. Y es un trabajo duro que le toca, desgraciadamente y como siempre, al ciudadano de a pie. Hay que vigilar el poder con lupa, no basta con quejarse.

Marta es una mujer de carcajada, de las que le gusta reírse y pasar un rato divertido, que para penas ya están los que, bandera por delante, se han cargado el país y todavía defienden la economía del ladrillo y la España del turismo barato. Mientras tanto, otros países que tienen mucho que enseñarnos apuestan por el I+D+i, básicamente en tecnología e innovación. Esa que puede hacer que vivas mejor y tu economía lo vea.

Nos han engañado con el guante blanco y tienes que darte cuenta y entender lo que ha pasado y está sucediendo en el país tanto amas. Por eso, y para que no vuelvan a hacerlo (el rescate bancario, por ejemplo, por el que cada español debe 1.300 euros… ahí va la ‘anécdota’), te recomiendo encarecidamente que te intereses por ello con Necroeconomía. A España y a ti te irá mejor si entiendes las cosas y sabes transmitírselas a la gente. ¡Feliz verano!

Si quieres ayudar a que el periodista con su libro pueda seguir haciendo entrevistas, hazlo aquí